15 feb. 2012

RASPERRY LAYER CAKE para Maribel



He tenido una comida de cumpleaños y no he podido resistirme a llevar un postrecito. ¡¡Pero a Maribel no le gusta el dulce!!, qué hago?, sencillamente algo que me guste a mí.

Las fotos no son buenas las hice con el móvil, pero se trata de un Rich Dark chocolate Cake. Os dejo las medidas para un molde de 20cm. Yo use la mitad para un molde de 12cm.

75 g de chocolate de covertura
100ml de leche
225g de azúcar moreno
75g de mantequilla salada blanda
2 huevos medianos ligeramente batidos
150g de harina
1 y 1/2 cucharadas de cacao en polvo
1/2 cucharadita de levadura
1/2 cucharadita de bicarbonato

1. Precalentamos el horno a 160º. En un cazo ponemos el chocolate, la mitad del azúcar y la leche y lo llevamos a ebullición removiendo constantemente. (Para aseguraros de una correcta temperatura y que no se quema o seca el chocolate lo podéis hacer al baño maría). Reservamos caliente.

2.En nuestra amasadora batimos con la pala la mantequilla con el azúcar sobrante hasta que ha consistencia es homogénea y blandita, despacito añadimos los huevos. (Siempre, siempre acordaros que para el éxito de estas recetas necesitamos tener todos los ingredientes a las mismas temperaturas)

3. Tamizamos la harina, el cacao, la levadura y el bicarbonato y lo añadimos a la mezcla anterior a velocidad lenta.

4. Mientras la mezcla de chocolate está todavía caliente la vamos añadiendo lentamente a toda nuestra mezcla anterior continuando con velocidad lenta. El resultado es una mezcla bastante líquida.

5. Introducimos la mezcla en nuestro molde y horneamos de 25 a 45 minutos. Dejamos reposar 15 minutos antes de desmoldar. Si vamos a hacer cupcakes rellenamos 2 terceras partes de las cápsulas y 15 minutos de horno. Sabremos que ya está horneado porque tiende a despegarse el solo de las paredes con lo que veremos como se retrae de éstas. Desmoldar resultará muy sencillo.

Este bizcocho refrigerado la noche anterior nos permite una consistencia ideal para decorar después con fondant. En este caso envolvemos el bizcocho en papel de horno encerado, después en aluminio. Lo que hay que tener en cuenta es que no haya humedad. En este caso los frigoríficos convencionales tienen mucha humedad, lo resolvemos poniendo el bizcocho ya envuelto en una caja de cartón marrón, que atrapará la humedad que pudiera haber, antes de llegar al bizcocho.

Esta última explicación parece un poco de locos, pero es que muchas veces uno aprende de errores y al perfeccionar técnicas recurres a estos truquillos.

También se puede congelar hasta tres meses, igualmente bien envuelto para evitar que se forme escarcha.


El relleno lo he hecho con chocolate belga sabor fresa (125g) derretido al baño maría mezclado con  queso crema a temperatura ambiente (como 150g), mantequilla blanda (unos 50g), dos cucharadas de mermelada de fresa y azúcar glas hasta obtener la textura deseada. Cuando la mezcla está homogénea a la nevera un ratito.


La cobertura es un swiss meringue con sabor a frambuesa y un poquito de colorante rojo liquido:
140 gr. de clara de huevo
280 gr. de azúcar
360 gr. de mantequilla a temperatura ambiente.
1 cucharadita (tsp) cremor tártaro
Unas gotas de aroma concentrado de frambuesa
Colorante rojo
Batimos las claras un poco con el cremor tártaro, si no tenemos, ponemos dirtectamente al baño maría las claras con el azúcar y vamos removiendo, cuando alcance la temperatura de 65º la retiramos del fuego la ponemos en la batidora y batimos a velocidad alta hasta que se enfrie un poco y tenga una consistencia en picos. Antes de que esté frio añadir la mantequilla en dados poco a poco. Yo le he incorporado el colorante líquido y el saborizante al final pero se puede antes.
Se pone en la nevera antes de decorar.

No hay comentarios:

Publicar un comentario